Mañas en Pemex.


El plan de Suárez Coppel marcha viento en popa, pero deberá afrontar las preguntas de algunos legisladores.

Juan José Suárez Coppel acude a la Cámara de Diputados para explicar por qué Petróleos Mexicanos (Pemex) decidió adquirir una deuda por 1,700 millones de dólares, para aumentar la participación del capital de la paraestatal mexicana en la firma española Repsol.

A nadie deberá sorprender si el doctor en Economía Monetaria y Comercio Internacional de la Universidad de Chicago insiste en que la adquisición de un paquete accionario, para crecer la participación de Pemex en Repsol a 9.8% de su capital social, es una buena inversión, pues hará posible incidir en las decisiones estratégicas y operativas del gigante hispano.

Los racionales de la transacción, insistirá, radican en sus potencialidades: al haber una “alineación” con los intereses y la visión de Sacyr -otro de los socios mayoritarios en Repsol- quedará minimizado el riesgo de intervención de un tercero (la Caixa, que tiene 13% del paquete accionario) en la toma de decisiones. Se fortalece el valor estratégico de la participación de Pemex y “hay mayor probabilidad de capturar un premio” en caso de venta.

En España, la pretensión de transformar una inversión financiera en una inversión industrial ha causado alarma por la probable colisión de intereses de dos competidores. El asunto podría terminar en los tribunales.

Ante los legisladores, Suárez Coppel deberá abundar sobre sus nexos con dos directivos de las empresas ibéricas que han sumido a Pemex en una de las mayores polémicas de los últimos tiempos. Se trata de dos tocayos: Luis Alberto Mañas-Antón y Luis Fernando del Rivero Asensio.

El primero, doctorado en Economía en Chicago -donde se hizo amigo de Suárez Coppel- fungió durante 18 años como responsable de las finanzas de Repsol. Considerado un experto en explotación de yacimientos petroleros, hace dos años decidió independizarse y fundó la empresa Arbitrage -con oficinas en Madrid y en Londres- para ofrecer “servicios de mediación financiera, buscando la canalización de la misma”. En la actualidad asesora, entre otras compañías, a Pemex.

Mañas-Antón, un bróker con una cauda de relaciones que lo conectan con Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio del gobierno español, otro economista graduado en la Ivy League. Y con Del Rivero Asensio, presidente de Sacyr Vallermoso, uno de los mayores grupos españoles de infraestructura, diversificado en las áreas de construcción, concesiones, servicios, patrimonio inmobiliario y energía.

Presente en los cinco continentes con una cartera de 51,000 millones de euros, de los cuales 61% procede de la actividad internacional, con obras como la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá o el Puente de Messina, entre otros.

Con el apoyo de su socio mexicano, Sacyr pretende mantener a Repsol como un corporativo español independiente de injerencia estatal. Si llega a concretarse la operación, ambas empresas sindicarán sus derechos de voto y alcanzarán 29.8% del capital social de Repsol, suficiente para tomar el control corporativo. Sus primeras acciones irían en la dirección de separar las funciones de Presidente del Consejo de Administración y del primer ejecutivo (CEO) para que cada una la desarrolle un miembro del Consejo de Administración.

El plan de Suárez Coppel marcha viento en popa, pero deberá afrontar las preguntas de algunos legisladores.

Querrán saber cuándo y de qué forma dio parte al presidente Felipe Calderón de esta operación. Bajo protesta de decir verdad, deberá admitir que -igual que otras decisiones que podrían alterar la faz de la paraestatal- omitió informar a Los Pinos ..., al menos ex-ante.

Si el Director de Pemex ha excluido olímpicamente al Ejecutivo federal, ¿qué podría esperar Jordi Herrera, el recién llegado secretario de Energía? Suárez Coppel ha sido incapaz de poner en su escritorio un informe detallado sobre la operación, dar certeza de la legalidad o siquiera solicitar ayuda ante la erosión que sufre la marca por la voracidad de su directiva.

En la próxima sesión del Consejo de Administración de Pemex tendrá que tomarse una decisión definitiva.



Fuente: PEMEX



COMENTARIOS


Nombre:

Comentario:
Carácteres restantes: 200
captcha
Recibe los últimos articulos en nuestro boletín:



Nombre:
Teléfono:
E-Mail:
Mensaje:
Escribe los caracteres:
TIPO DE CAMBIO

Para operaciones de comercio exterior
$17.9308 M.N.
18-03-2016
NOTICIAS
En LTC queremos atender tus operaciones de IMP/EXP. Sabemos la importancia y cumplimiento de tu logística, contáctanos..
Copyright Mxico Importa y Exporta 2011. Sitio desarrollado por DirectorioVeracruz.com