500 años de historia: México y China.


México y China han tenido lazos amistosos desde hace cinco siglos.

Durante la etapa del virreinato de la Nueva España, las travesías de galeones españoles hacia el continente asiático permitieron acercar a dos culturas, aún bajo ciertas restricciones impuestas por la Corona.

La llamada Nao de China promovió el comercio, pero también el conocimiento mutuo.

Fue principalmente en los siglos XVI, XVII y XVIII, que el Puerto de Acapulco se convirtió en la puerta de México para lo proveniente de oriente.

Se estima que desde finales del siglo XVI hasta mediados del siglo XVII, cinco o seis mil chinos provenientes de Manila llegaron a América para vivir.

Sin embargo, la guerra de Independencia abrió un paréntesis.
Las rutas por mar cesaron y la relación no volvió a intensificarse hasta el régimen del general Porfirio Díaz, cuando se suscribió un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación; en un gesto de buena voluntad, la emperatriz de China, Cixi, regaló muebles de laca para el Castillo de Chapultepec.

En el siglo XIX los vínculos no oficiales corrieron a cargo de migrantes chinos.

Los emigrantes chinos empezaron a llegar a México en 1864, vía Estados Unidos, pero no fue sino hasta 1891 que un grupo llegó directamente desde China a México.

La emigración china en mayores proporciones empezó a llegar a partir de 1900, a raíz de las negociaciones efectuadas entre el gobierno del presidente Porfirio Díaz y el gobierno de la dinastía Qing.

El 14 de diciembre de 1899 se firmó en Washington el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre China y México, en el que se establecía que los nacionales de cada país eran libres de viajar, residir y hacer negocios en el país del otro.

Los chinos residentes en San Francisco también hicieron su aportación en México. Comenzaron a invertir en minas en Sonora y en enero de 1906, el promotor del movimiento reformista en China, viajó a México para investigar las posibilidades de invertir en el sector de bienes raíces del país.

Al presentarse la Revolución Mexicana, el gobierno republicano chino posterior a 1911 protestó por los daños causados a sus ciudadanos.
En 1920 el Tratado firmado con Porfirio Díaz fue revisado y se establecieron regulaciones a la migración de trabajadores chinos. En 1929 el gobierno mexicano concedió derechos iguales a ciudadanos chinos que a los brindados a cualquier extranjero.

Después, la Segunda Guerra Mundial volvió a marcar un espacio en la relación histórica con China.

El advenimiento de dos diferentes formas de gobierno, el socialista de Mao Tsé Tung en el continente, y el nacionalista, reducido a la isla de Taiwán, marcaron que los gobiernos a partir de 1949 reconocieran formalmente a éste último.

Finalmente, ante los cambios globales, México decidió establecer relaciones diplomáticas formales con el gobierno de Beijing el 14 de febrero de 1972, durante el gobierno de Luis Echeverría Álvarez.

Se reconoció que la República Popular era la legítima representante de toda la nación china, en los términos acordados por la Asamblea General de la ONU.


COMENTARIOS


Nombre:

Comentario:
Carácteres restantes: 200
captcha
Recibe los últimos articulos en nuestro boletín:



Nombre:
Teléfono:
E-Mail:
Mensaje:
Escribe los caracteres:
TIPO DE CAMBIO

Para operaciones de comercio exterior
$17.9308 M.N.
18-03-2016
NOTICIAS
En LTC queremos atender tus operaciones de IMP/EXP. Sabemos la importancia y cumplimiento de tu logística, contáctanos..
Copyright Mxico Importa y Exporta 2011. Sitio desarrollado por DirectorioVeracruz.com